Este emprendedor en el sector de gestión y animación sociocultural, es también fundador de la Asociación Protectora Galgos del Sur, de la que fue presidente y a la que sigue estrechamente ligado. Javi Luna, candidato de PACMA por Córdoba, está implicado desde los 18 años en colectivos en defensa de causas sociales y animalistas, considera imprescindible la lucha contra el abandono y el maltrato animal, así como el acceso de todos los Andaluces a una educación y sanidad públicas y de calidad. Acoge durante el verano a niños Saharauis del programa vacaciones en Paz para que disfruten de un verano en España fuera de las duras condiciones de vida del campo de refugiados de Tindouf en Argelia, a ellos también les enseña la importancia de respetar a los animales con los que convive en casa y en la protectora.

Pregunta. ¿Cuál crees que son los principales problemas de Andalucía en materia de protección animal?
Respuesta. Tristemente, son numerosos los problemas que tiene Andalucía en materia de protección animal. De hecho, Andalucía es una de las comunidades de España donde existen unos niveles de maltrato más altos. El principal problema es la falta de concienciación y empatía de una parte de la sociedad hacia el sufrimiento de estos. Los animales tienen derechos, dignidad y deben ser respetados. Es fundamental que desde la infancia a los niños se les enseñe a respetarlos.

P. En Córdoba habéis liderado grandes movilizaciones contra la caza…
R. Jamás en mi vida he entendido porque hay “personas” que tienen que dispararle a los animales, los que la practican son personas sin escrúpulos, no aman a la naturaleza y a los seres que la habitan. Hay un gran desconocimiento de la población sobre esta cruel tradición. La gente debería conocer que especies objeto de la caza como la perdiz roja, conejo silvestre, liebre, codorniz, faisán, gamo, ciervo, muflón y jabalí son aniquiladas y masacradas. Y los campos andaluces se quedan vacíos de animales. En Andalucía existen 102 granjas cinegéticas para la cría de estas especies, con el objetivo de ser liberadas en el campo, para ser cazadas de nuevo. Solo de Perdiz Roja se sueltan 500.000 perdices criadas en granja. Todo esto es muy retorcido, pero el único fin de los cazadores es matar el mayor numero de animales, sin impórtales el sufrimiento de estos. Ni los perros de caza que tengan que esclavizar, maltratar y abandonar para conseguir este fin. Millones de animales son asesinados cada año en Andalucía y miles de perros, principalmente galgos y podencos tienen un destino, en su mayoría, fatal.

P. Y qué decir de la tauromaquia en Córdoba…
R. He nacido en una ciudad donde se le rinde un gran culto a la tauromaquia debido a toreros de referencia entre los taurinos, principalmente Manolete. Pero ciertamente la tauromaquia esta cada vez peor vista, conozco gente que a la que llevaban de pequeña a los toros y siguieron, hasta que dejaron de ir. Ahora reniegan del mundo taurino, y se preocupan por el bienestar animal. Los tiempos cambian, las nuevas generaciones no entienden lo de montar un “circo romano” para matar a un toro. En Andalucía se están vaciando las plazas y disminuyen los festejos. La Tauromaquia esta condenada a la abolición. Curiosamente, en el barrio donde nació Manolete voto yo PACMA.

P. Por su trayectoria animalista, además, conoces muy bien los problemas del abandono.
R. Desde muy pequeño acompañaba a Victoria, una mujer ya muy mayor -estamos hablando de los años 80- a echarle de comer a los perros de la única protectora que había en Córdoba. Por esa época estaba todo muy en pañales y muy mal visto defender a los animales. Desde muy joven ya me declare antitaurino y anticaza. En 2005 empecé a colaborar con el Arca de Noe de Córdoba y, desde 2009, soy cofundador de Galgos del Sur, protectora donde participo activamente desde entonces. Me afilie a PACMA en 2012, participando y presentándome en las listas de las elecciones andaluzas que se celebraron ese año.

P. ¿Colaboras con otras causas?
R. Sí. En 1995 fui elegido vocal de juventud de la A.VV. Amanecer de Fátima y organizaba actividades de ocio para los jóvenes del barrio. En 1999 elegido Secretario del Consejo de la Juventud de Córdoba y reivindique ante las instituciones publicas una apuesta por las políticas destinadas a los jóvenes. Desde 2001 a 2008 fui presidente de la Asociación Juvenil Informativa “El Corresponsal” promoviendo la participación juvenil en los barrios y Centros de Enseñanza. Desde 2017 colaboro activamente con la ACANSA (Asociación Cordobesa de niños Saharauis). Todos los veranos vienen a mi casa dos niños Saharauis dentro del Programa Vacaciones en Paz y conseguimos que, al menos, pasen un verano alejados de las duras condiciones de los campos de refugiados en Tindouf (Argelia).

P. ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales problemas de los andaluces?
R. Uno de los principales problemas es la falta de oportunidades para los jóvenes. Durante una parte de su vida se forman y preparan para desarrollar un puesto de trabajo cualificado, pero no encuentran opciones de empleo en nuestra comunidad que les permita acceder a un trabajo digno. Tienen que aceptar empleos en precario, muchos acaban yéndose a trabajar a otras comunidades o países donde conseguir esas oportunidades. Pro también hay una gran dificultad de acceso al empleo para personas de mas de 45 años. Por otra parte, la dejadez por parte de la administración en la ayuda a las personas dependientes, dejando todo el problema a las familias de estos, y la falta de recursos y personal con la que se encuentra la sanidad publica para atender a toda la población andaluza son temas que me tienen muy preocupado.

P. ¿Porqué crees que Andalucía aún no es pionera en materia de medio ambiente?
R. Está claro, por culpa de las políticas medioambientales que ha practicado la Junta de Andalucía durante décadas, pasando por alto los vertidos industriales a los ríos y arroyos, no respetando los protocolos ambientales como la Agenda 21, permitiendo la contaminación acústica y ambiental, etcétera. En cambio, si se han preocupado por potencial la caza haciendo un gran daño a nuestro entorno natural, tanto a los animales como a nuestros campos y montes.

P. ¿Por qué necesita Andalucía a PACMA en el Parlamento?
R. Porque somos un partido que apuesta por una Andalucía moderna y desarrollada, con nuevas formas de hacer política, donde la ética y el respeto a los animales, nuestro entorno natural y las personas sean nuestras señas de identidad como comunidad. Los animales, el medio ambiente, los jóvenes, nuestros mayores y las personas dependientes son los grandes olvidados de la política andaluza. PACMA es imprescindible para dar un cambio de política en Andalucía que cambie la realidad de estos.

P. ¿Crees que otros partidos están haciendo lo suficiente por los animales?
R. No, ninguno. Sin excepciones. Las políticas animalistas en Andalucía son inexistentes e inapreciables.

P. ¿Y por las personas?
R. Andalucía no avanza, las mayoría de personas continúan teniendo tremendos problemas para acceder al empleo, y cuando lo hacen consiguen un empleo en precario. El acceso a la vivienda es inalcanzable para muchas personas. La sanidad continua sin recursos y personal suficiente para dar una calidad sanitaria a las personas. Los autónomos y emprendedores lo tienen muy difícil en una comunidad donde es muy difícil poner en marcha un negocio. Las personas que solicitan la Ley de la Dependencia tardan en muchos casos mas de un año en recibir ayuda. Como comunidad autónoma estamos totalmente anclados por los ineptitud de las personas que nos gobiernan. Andalucía necesita un cambio urgente.

P. ¿Dónde está para ti el corazón de Andalucía?
R. Para mí está en la gente de bien, que se preocupa por las situaciones de desigualdad, por ayudar al que lo necesita: En aquellos que se preocupan por su entorno natural y por los animales.

P. ¿Y el de Córdoba?
R. Córdoba siempre ha sido una provincia muy solidaria. Tenemos mucha gente con corazón, que se preocupan por las situaciones de desigualdad, tanto de los de aquí como de los que vienen de fuera, así como por los animales y el medio ambiente. Para mi es un orgullo ser de una tierra tan conocida por su arte, cultura y tradiciones populares donde no se maltratan animales como la fiesta de los patios o la noche encandilada de Encinas Reales, entre otras. Córdoba es cuatro veces patrimonio de la humanidad, debemos luchar por ser nombrados en el mundo por esto y no como una tierra de toreros, caza y donde se ahorcan galgos.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.