¡Yo no disparo!, el grito de PACMA por la prohibición de la caza en la UE

La caza acaba cada año con millones de vidas de animales en todo el mundo. Aunque normalmente esta actividad cruel se identifica en Europa con grandes mamíferos como el oso, el ciervo o el jabalí, la realidad es que la mayor parte de sus víctimas son seres tan frágiles e interesantes como las aves. Cada año los cazadores abaten a 100 millones de pequeñas aves a lo largo y ancho del continente europeo. Especies como el Zorzal, la perdiz o la codorniz son las más perseguidas. Sin embargo, muchas especies de las consideradas en grave peligro, como la agachadiza común, el chorlito, el zarapito o el correlimos también son objeto de la falta de empatía de los cazadores europeos. Más de la mitad de los abatimientos de aves se producen entre Francia, Reino Unido y España.

La caza, como es bien sabido, es una fuente permanente, no solo de violencia y de contaminación; también impide el libre desarrollo de otras actividades lúdicas, deportivas o de interés económico en los montes y campos de toda la Unión. Si en España son asesinado cada año cerca de 20 millones de animales, las cifras de humanos muertos o accidentados tampoco es despreciable. Las muertes suelen rondar las 50 personas anualmente

PACMA siempre se ha opuesto a la caza por tratarse de una práctica sanguinaria, cruel y cuya propia existencia atenta contra los animales y el medio ambiente. Hasta ahora, desde PACMA hemos actuado en contra de la caza desde el activismo y desde las leyes, pero a partir de ahora podremos hacerlo desde las instituciones.  

La Unión Europea es quien dicta el 80% de las leyes que regulan la relación con los animales, y la caza no es una excepción. Por eso desde PACMA vamos a empezar por plantear una reforma del artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la UE, que es el texto fundamental en el que se ampara cualquier tipo de explotación y abuso animal en el seno de los 28.

Nos oponemos y trabajaremos por la prohibición de la caza, del mismo modo que lo hacemos en España y gracias a lo cual hemos conseguido la paralización de la caza en la comunidad de Castilla y León. Añadiremos a la prohibición de la caza, la retirada del mercado de cualquier tipo de munición deportiva que incluya plomo, así como la obligatoriedad de retirada de los residuos y basuras que se generen en la actividad campestre.

PACMA luchará desde el Parlamento Europeo contra la caza y por la prohibición de esta práctica arcaica y sanguinaria.

Por último PACMA quiere manifestar su compromiso con una de las especies más injustamente tratadas de todo el continente europeo: el lobo. PACMA llevará al Europarlamento una serie de medidas que pretenden proteger al lobo de quienes quieren acabar con él; además promoverá el desarrollo de entornos e infraestructuras que de forma activa o pasiva influyan en su supervivencia y amplíen su protección-

Si quieres poder disfrutar del campo en libertad y sin miedo, si quieres defender la vida y el entorno de los animales silvestres, vota pensando en el lobo y en las víctimas de la caza: VOTA PACMA.